10
Abr

Estrategia de crecimiento. La innovación de producto

¿Qué se esconde detrás de una innovación de producto?

Si nos hemos preguntado una vez cómo se llega un nuevo producto hasta el lineal de un centro comercial, también tenemos que preguntarnos: ¿Qué tiene tener un producto para llegar ahí? La respuesta es fácil: ¡El producto nuevo tiene que tener una valor añadido! Ese valor añadido se puedo conseguir a través de una innovación o aprovechando del “efecto manada”. Quiere decir ofrecer productos de moda de gran demanda pero a un precio más barato. Pero una empresa que solo apuesta por la segunda opción tiene que estar preparado a la guerra de precios.

La innovación de producto nuevas continua  y encontrar nuevamente el valor añadido de un producto, permite a las empresa ser líderes del mercado. Las empresas de mayor éxito en la innovación de producto son los que no crean necesidades, sino que buscan soluciones a los problemas de los consumidores. En España 8 de cada 10 innovaciones que salieron en 2016 al mercado aportaron valor a la categoría.

El proceso de innovación de producto tiene un orden habitual y pasa por varios fases: La primer fase es la generación de ideas y la concepción del nuevo producto que luego entra en el desarrollo de un prototipo. Después se defina de la estrategia de marketing, ventas y producción. Ahí se puede verificar la capacidad tecnológico de desarrollo y producción y testar si el nuevo producto cumple con las expectativas del consumidor. En esta fase se efectúa también la estimación de costos y cuando está dispuesto a pagar el futuro comprador. La clave del éxito de un producto nuevo de consumo es la innovación asequible y relevante.

Pero después de haber conseguido un producto innovador viene el otro gran obstáculo. Ser elegido en el lineal de las superficies de ventas. ¡Ser elegido o no! Primero por los departamentos de compras y luego por los consumidores depende principalmente del envase porque los consumidores prestan cada vez más atención al impacto de los envases, al medio ambiente, a la comodidad y al bienestar. Así el packaging se ha convertido en una de las mayores herramientas de marketing. Según Alejandro Cabal, director general de Tetra Pak España, “el packaging refleja lo que representa la marca y las características y beneficios del producto, permitiendo diferenciarse de los competidores”. Eso se refleja en la confirmación de in-Store Media que 79% de las innovaciones se conocen en el punto de venta y solo el 36% tiene conocimiento de ellas antes de llegar.

La innovación de producto disruptiva. Hoy en día se clasifica entre los diferentes tipos de novedad. Las innovaciones disruptivas, que introducen en el mercado marcas, sabores o formatos hasta entonces inexistentes, y lanzamiento me too (efecto manada), que incorporan novedades ya presentes en otras marcas.

El exceso de información por las nuevas tecnologías han conseguido que los deseos de los consumidor están en constante cambios y sus hábitos de consumo alternan a un ritmo frenético. Por ello, las empresas deben abrirse a elementos externos como los clientes, emprendedores, centros tecnológicos y también a competidores a través de join venture.

La innovación de producto ya no es una opción. Es la herramienta imprescindible para garantizar la continuación y el crecimiento de las empresas a modo nacional e internacional.